On the work of buyer . If you need olive oil, wine or food from Spain write to winesinform@gmail.com

See some products and prices (Excel file) at www.winesinform.com/OfertaPublicaBodegasWeb.xls

Importer Sheet and Winery Sheet: Advises

Sobre el trabajo de comprador . Si necesita aceite de oliva, vino o alimentos de España escriba a winesinform@gmail.com

Vea algunos productos y precios (Hoja Excel) en www.winesinform.com/OfertaPublicaBodegasWeb.xls

Ficha de importador y Ficha de bodega: Consejos


martes, 7 de agosto de 2007

Cocineros catalanes en el mundo

UN FENÓMENO CULTURAL Y ECONÓMICO
Cocina catalana mundial
• La lista de los chefs que exportan sus propuestas crece día a día
• Llegan a Brasil, China y EEUU

Restaurantes en tierra extraña
FERRAN IMEDIO / LUIS PLIEGOBARCELONA
El aroma de lo que se cuece en los mejores fogones de Catalunya atrae a gastrónomos de todo el mundo. El gancho universal de Ferran Adrià ha servido para dar a conocer una sabrosísima generación de cocineros catalanes que, ahora, parece decidida a llevar el chup chup de sus ollas más allá de nuestras fronteras.Ya son varios los que pretenden conquistar el mundo con sus creaciones: Carme Ruscalleda, Sergi Arola, Xavier Franco, los hermanos Javier y Sergio Torres. A esta lista se unirá en unos meses Romain Fornell, que planea contagiar la elegancia del Caelis del Hotel Palace a varios países europeos.Carme Ruscalleda es la pionera. La chef triestrellada abrió, hace tres años, una sucursal de su establecimiento de Sant Pol de Mar en el barrio tokiota de Nihonbashi. Se trata de una réplica casi exacta. La mayor parte de los ingredientes es importada expresamente para el restaurante, como el aceite de oliva y la pluma de cerdo ibérico, uno de los productos más apreciados por la clientela japonesa. Cualquier cambio introducido en la cocina de Tokio es consultado inmediatamente a la propietaria del Sant Pau, que además hace viajar a su chef de Sant Pol cuatro veces al año para instruir al personal sobre las innovaciones de cada estación. Y ella misma dirige sobre el terreno las operaciones en Nihonbashi, coincidiendo con el cierre vacacional en Sant Pol.Xavier Franco (Saüc, una estrella Michelin) abrió hace unas semanas El Mare Nostrum en una zona de negocios y rascacielos de la capital china. Allí mezcla las clásicas recetas del Saüc (como la cansalada con calamar y alcachofa), con productos nobles e imprescindibles de la despensa española como el jabugo.Arola, en un 'todo incluido'El mediático Sergi Arola abrió hace un año un restaurante de alta cocina catalana en un resort todo incluido de superlujo en el Caribe mexicano. El chef dirige la cocina de Las Ventanas, en el Hotel Royal Hideaway, en Playacar, muy cerca de Playa del Carmen. Arola ha adapatado a las materias primas de la zona algunos de sus platos, como las peculiares papas bravas, que sirve en un hotel de la cadena Continental frecuentado sobre todo por estadounidenses con alto poder adquisitivo. "Me encanta verlos disfrutar con los platos. Se sorprenden con facilidad. En España todo el mundo sabe lo que es un arroz a la cubana, por muy deconstruido que esté", explica Arola. Lo curioso del local es que no hay que pagar al acabar de comer. Todo, excepto los vinos más caros, está incluido. Y no es un bufet, sino a la carta.Sao Paulo ya sabe lo que es la cocina catalana gracias al restaurante eÑe que abrieron hace cuatro meses los hermanos Torres, Javier y Sergio. Allí, estos barceloneses de Vallcarca son conocidos como los gemelos de oro, y arrasan con una carta que mezcla tapas y arroces con la alta cocina catalana.El éxito de esta pareja, que se curtió bajo la tutela de Santi Santamaria y Alain Ducasse y dirige El Rodat, en Xàvea, es tan abrumador que tienen lista de espera de una semana y ya se plantean ampliar el local, que cuenta con un equipo de 35 personas. "Está claro que el hecho de ser hermanos gemelos vende mucho, pero vende más ser cocinero español o catalán. Si fuéramos dos chefs gemelos y finlandeses, seguramente no nos habrían hecho mucho caso", admite Javier.Y así fue: les pidieron que cocinaran dos cenas para 80 comensales en un prestigioso hotel de la ciudad brasileña, luego el Gobierno les invitó a conocer el país y sus productos, hicieron un libro de cocina catalana con ingredientes brasileños (llegará a España el próximo año), aparecieron en un popular programa de cocina durante una semana (algo así como un Cuines que ven 16 millones de personas), les entrevistaron en radios, diarios y televisiones, y se atrevieron a aceptar la propuesta de montar el eÑe en un abrir y cerrar de ojos. Del dicho (la idea) al hecho (el local) solo pasó medio año.Una historia de amorEn Brasil también triunfa, y mucho, Dani Redondo. El chef, que estuvo 15 años en El Celler de Can Roca, conoció a la que más tarde se convirtió en su mujer, Helena Rizzo en el restaurante de Girona donde ella hizo una estadía. El amor le llevó a instalarse en Sao Paulo. En el 2005 abrieron el Maní en Sao Paulo. "Hacemos cocina contemporánea con productos brasileños, hay mucha fruta y mucha carne pero con la técnica y la innovación de Catalunya. Eso se valora mucho aquí. Además, la cocina española y catalana tiene un nombre en todo el mundo como lo tiene la francesa", explica Redondo desde su casa de Brasil.Es cierto que están siendo reconocidos: hace unas semanas, la revista gastronómica más importante del país, Placeres da mesa, les otorgó un premio como restaurante revelación de Brasil del año. El jurado estaba compuesto por críticos y cocineros. "Ya no vuelvo", zanja el chef.Un Reixach en Nueva YorkJaume Reixach, el hijo del actor Fermí Reixach, se ha lanzado a la aventura en Nueva York asesorado por Paula Casanovas y Flip Planas, que regentan el nuevo Freu, en el Guitart Gran Hotel Monterrey de Lloret de Mar. Casanovas llegó a tener una estrella Michelin por Les Petxines y Planas fundó el Ot, el primer bistronómic de Barcelona. Mercat es el nombre con el que ha bautizado el restaurante que abrió en abril en la calle de Bond de Manhattan, al norte del Soho.A esa lista se añadirá dentro de varios meses Romain Fornell. El chef del Caelis (una estrella), ubicado en los bajos del Palace (el antiguo Ritz), está negociando con varios hoteles para repetir la experiencia barcelonesa. París, Praga y Budapest son sus objetivos. En su caso, adaptará las cartas a la ciudad y al país de destino. "Aunque no faltarán algunos platos exportables del Caelis", puntualiza. La conquista exterior ya es un hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario