On the work of buyer . If you need olive oil, wine or food from Spain write to winesinform@gmail.com

See some products and prices (Excel file) at www.winesinform.com/OfertaPublicaBodegasWeb.xls

Importer Sheet and Winery Sheet: Advises

Sobre el trabajo de comprador . Si necesita aceite de oliva, vino o alimentos de España escriba a winesinform@gmail.com

Vea algunos productos y precios (Hoja Excel) en www.winesinform.com/OfertaPublicaBodegasWeb.xls

Ficha de importador y Ficha de bodega: Consejos


miércoles, 8 de junio de 2016

Camilo José Cela Conde: Lujo de un buen vino

Lujo de un buen vino




La cultura del vino se ha instalado ya entre nosotros los españoles y casi en cualquier lugar de nuestro país se hacen caldos espléndidos. Las denominaciones de origen que antes te espantaban en España —Jumilla, Cariñena, por ejemplo— cuentan hoy con reservas de mucho respeto, el problema es otro: el precio. Nos hemos dado cuenta de una verdad obvia, la de que no se dan duros a cuatro pesetas ni siquiera hoy que esa moneda ya no existe. Como resultado, lo primero que hay que examinar en la carta de vinos de un restaurante es la columna de la derecha, lo que cuesta la botella, para no llevarte luego un susto a la hora de pagar la cuenta.
Yo creía que los vinos están a un precio imposible en España hasta que Cristina, mi mujer, y yo hemos ido a California. Bien es verdad que al lugar más caro y, en bastantes sentidos, fuera de medida como es Orange County. Pero en todos los restaurantes en los que se nos ha ocurrido entrar fuera ya de allí, en San Francisco, por ejemplo, sucedía lo mismo: precios bárbaros para una botella ya sea de Merlot, Cabernet, Zifandel o Pinot Noir, que la variedad no alivia al bolsillo. Lo peor de todo ha sido entrar en un supermercado. Hace treinta años, cuando estuve de profesor invitado en la universidad de California pero en otro campus, el de Davis, los supermercados vendían pocas marcas de cerveza más allá de la Budweiser y casi ningún vino. Hoy se ofrecen estanterías completas con todo tipo de marcas y, por lo que hace al vino, a precios también bárbaros. Con el añadido de que nos dio por comprar un Pinot Noir que costaba cuarenta dólares, por aquello de hacer un prueba, y tuvimos que tirarlo al fregadero.
Quizá basta con decir que ni siquiera tenía tapón de corcho. Después de diez minutos de pelearme intentando descorchar la botella me di cuenta de que llevaba uno de esos tapones de rosca como los de la Coca Cola familiar de antes.
Pero al buscar un vino que hubiese al menos lamido algo el corcho nos sucedió lo mismo: al fregadero. Era un Merlot monovarietal esta vez pero habría dado mejor la talla como vinagre. Teniendo en cuenta que sospechamos de los burdeos franceses, estábamos ya dispuestos a pasarnos a las cervezas Coronita o Modelo mejicanas cuando casi de casualidad nos topamos, en la parte inferior de un estantería medio escondida, con una reserva de Marqués de Riscal tinto ¡a quince dólares! No hace falta decir qué vino bebimos en nuestro apartamento de Irvine desde ese día. Lástima que en los restaurantes jamás encontrásemos ninguna botella española.
Creo que el episodio va más allá de la anécdota para instalarse en un problema serio de las exportaciones de nuestro país. Con el aceite sucede lo mismo: todos son italianos en Orange County. Pero lo del vino clama al cielo. Los españoles hemos aprendido enología, sí, pero no sabemos aún nada de marketing.


Comentarios de Wines Inform Assessors:


Muy interesante la experiencia personal que cuentas.



Dos aspectos relevantes para mi:


El corcho sigue siendo una garantía de buen producto, y no sólo por sus propiedades específicas si no porque las bodegas que lo usan -hablo en especial del tapón con corcho natural- suelen estar comprometidas con la calidad.


El otro aspecto es la falta de acción de marketing de las bodegas de priorizar la publicación de sus puntos de venta.

Aún no se entiende que el mundo se ha vuelto pequeño gracias a Internet o mejor explicado , que todos estamos en un mismo mundo y que se ha de informar y ayudar a nuestros clientes y consumidores y a nosotros mismos.

Wines Inform Assessors


    • Ahora suena mas a aldea global pues nada que suceda en otras latitudes deja de afectarnos en algún nivel




        •  

          La reflexión sobre mundo global y mundos locales -cerrados relativamente sobre si mismos- sería enorme y no es éste lugar por falta de espacio.

        • Me viene a la memoria que un conocido contestó a alguien que le decía que en su ciudad todo eran borrachos y bares preguntándole si había ido a los museos o había hecho una excursión por las montañas cercanas. Seguro que hubiera encontrado gente y valores diferentes.

        • Centrado en el sector del consumo. Un viajero que tenga como referencia Starbucks y acuda a sus locales quizás tienda a pensar que todo el mundo es parecido y con ofertas similares.

        • Por el contrario un consumidor que desee tomar un producto prestigioso como el queso "Torta del Casar" (leche cruda, cuajado con las flores de una planta y no con cuajo industrial) verá que el mundo está compartimentado en zonas culturales

        • Wines Inform Assessors


      Origen información: La Prensa, Panamá

      No hay comentarios:

      Publicar un comentario