On the work of buyer . If you need olive oil, wine or food from Spain write to winesinform@gmail.com

See some products and prices (Excel file) at www.winesinform.com/OfertaPublicaBodegasWeb.xls

Importer Sheet and Winery Sheet: Advises

Sobre el trabajo de comprador . Si necesita aceite de oliva, vino o alimentos de España escriba a winesinform@gmail.com

Vea algunos productos y precios (Hoja Excel) en www.winesinform.com/OfertaPublicaBodegasWeb.xls

Ficha de importador y Ficha de bodega: Consejos


lunes, 28 de diciembre de 2015

El divorcio que tiene patas arriba a la DOC Rioja. Tiempos convulsos se viven en Rioja por la decisión de la reputada bodega Artadi, ubicada en Laguardia (Álava), de abandonar la Denominación de Origen Calificada.

 
El divorcio que tiene patas arriba a la DOC Rioja


Tiempos convulsos se viven en Rioja por la decisión de la reputada bodega Artadi, ubicada en Laguardia (Álava), de abandonar la Denominación de Origen Calificada. Una ruptura, un divorcio, que ha sido como un gran terremoto, y con múltiples réplicas.

 https://www.vinissimus.com/images/bodegas/artd_fic_1.jpg

Por Gonzalo Laínez
Enólogo



Rioja es la región vinícola de España con mayor reconocimiento a nivel mundial y Artadi es, en mi opinión, la mejor bodega dentro de la misma, pues sus vinos son reconocidos entre los mejores del mundo. Para ilustrar la importancia del asunto, imaginen que James Rodríguez anuncia que se marcha de la Selección Colombia por discrepancias con la Federación. De esa magnitud es lo que está pasando.


El vino tiene entre sus muchas virtudes la magia de expresar un origen, de llevar a la copa un paisaje y una forma de entender la vida en una región determinada. Las denominaciones de origen nacen precisamente para asegurar esto, y para lograrlo, se dotan de una normativa muy estricta, que busca garantizar unos estándares de calidad y de identidad.


Una ‘marca’ muy potente


La DOCa Rioja, que tiene más de 600 bodegas, está situada en el norte de España, a ambos márgenes del río Ebro. Se compone de tres subzonas llamadas Rioja Alta, Rioja Baja y Rioja Alavesa, y sus 63.593 hectáreas de viñedos actualmente protegidos por la Denominación se reparten en las tres provincias ribereñas del curso alto del Ebro: La Rioja (43.885 ha.), Álava (12.934 ha.) y Navarra (6.774 ha.), que a su vez están en tres comunidades autónomas: Rioja, Navarra y País Vasco.


Los vinos de Rioja tienen un éxito comercial tremendo. Baste con señalar que esta zona productora pasó de vender 90 millones de botellas a finales de los años ochenta, a casi 400 millones en 2014. Se calcula que denominación Rioja mueve alrededor de 1.600 millones de euros anuales, sin contar enoturismo y otros negocios asociados al vino. ¿Por qué entonces una bodega querría marcharse de la denominación de origen más icónica de España y que además es líder en ventas?


La respuesta es que hoy, bajo el mismo paraguas de la D.O.Ca coexisten riojas de 2 euros y de 300. Y, para más inri, la única diferenciación que se hace es por el tiempo de envejecimiento en barrica de 225 litros, que clasifica los vinos en categorías de Joven, Crianza, Reserva y Gran Reserva sin tener en cuenta ni la calidad de las uvas ni la de los viñedos que surten al vino.


Adolfo Gatell, director general de la Guía Peñín, lo explicó en estos términos al diario El País, de España: “El problema en la Rioja Alavesa es el mismo que te encuentras en Cava o Rueda: enfrentamiento entre bodegas. ¿Y por qué? Porque mientras unos apuestan por la calidad y el valor añadido, otros lo hacen por el volumen y el bajo precio”. Y claro, al estar todos bajo un mismo nombre, un mismo techo, los de la calidad sienten que los que apuestan por el volumen y bajo precio le hacen un daño enorme a su reputación, y buscan la manera de diferenciarse.


Es el viejo pulso entre dos modelos de negocio bien distintos en el mundo del vino y al que se suma –con la mirada puesta en Francia– la siempre latente inquietud de cómo lograr que los vinos españoles sean pagados a un mejor precio promedio en los mercados internacionales.


El punto de quiebre


La gota que ha colmado el vaso y que generó la ‘petición de divorcio’ por parte de Artadi –a la que no sería extraño que se sumen otras bodegas más– ha sido la prohibición en las etiquetas de Rioja de mencionar el lugar de origen de un viñedo, cosa que solo es posible si la dirección de la bodega pertenece a dicho municipio.


Parece difícil de digerir que uno no pueda poner en sus etiquetas el pueblo en el que está situado el viñedo en cuestión. Básicamente: el vino es capaz de expresar un origen, pero sólo puede hacerlo en la copa y no en la etiqueta.

Juan Carlos López de la Calle, propietario de Artadi, lo explica claramente: “En Burdeos, a partir de una denominación genérica, hay reconocidas 56 denominaciones específicas, 58 con dos nuevas de este mismo año, mientras que en Borgoña ni tan siquiera se puede citar el número con exactitud, porque las hay incluso de parcela”. “En Rioja, en cambio -continúa el bodeguero-, existe una denominación de origen que ampara a todos por igual, que no distingue de zonas, de suelos, de viñedos ni de vinos y en la que únicamente el tiempo de crianza diferencia a unos de otros”. 


En mi opinión, esto no significa que los vinos que no proceden de un viñedo en concreto, sino que son mezcla de varios, sean peores. En absoluto. Hay defensores de este modelo que argumentan que los vinos de un único viñedo no son tan consistentes como los de mezcla, por los caprichos del clima, que hacen que cada añada sea diferente. 


Además, si como venimos diciendo, el vino refleja un paisaje, uno puede considerar válido que se expresa mejor un vino de Rioja con una mezcla de viñedos que con un solo viñedo; es como si me piden que muestre Colombia con una sola fotografía, ¿qué lugar elegimos?

Sin embargo, si tengo la opción de mostrar el país con más fotos, podré tener una oferta diferenciada y elegir, por ejemplo, entre Caño Cristales, la Catedral de Sal de Zipaquirá, Cartagena, Monserrate, la Amazonía, en fin… Y de este modo la imagen del país es más fiel que con una sola y repetida foto.


Para añadir un poco más de pimienta a este plato se da el caso de que Álava, donde está Artadi, es una provincia que pertenece al País Vasco, algunos de cuyos habitantes, aunque no la mayoría, aspiran a convertirse en un país independiente. Y no ha faltado quien afirme que todo esto forma parte de un movimiento secesionista vasco, cosa con la que no estoy de acuerdo. Se trata, simplemente, de una empresa que tiene un modelo de negocio y que considera que lo que hay ahora la daña más que lo que le aporta.


No es factible que la Rioja Alavesa salga de la Denominación de Origen en su conjunto porque para elaborar sus vinos se surten de muchísimos viñedos de las otras dos subzonas, pero es posible que pudiera darse el caso de alguna bodega que acompañara a Artadi en esta aventura.

Se puede lograr una salida


¿Quién pierde en todo esto? Pues como en todo divorcio a corto plazo, pierde todo el mundo. Artadi vende muchos de sus vinos de alta gama porque son Artadi, no por ser Rioja, pero también tiene vinos más económicos que creo que pueden sufrir por esta salida. Rioja pierde aún más, porque se marcharía una de sus bodegas estandarte, si no la mejor, así que es el momento de buscar soluciones.


¿Qué podemos hacer para que ambos exitosos modelos de negocio convivan? Toca crear un sistema alternativo que no sustituya al existente sino que lo complemente, creando subdenominaciones regionales que dependan únicamente del origen de la uva; un segundo nivel municipal o ‘vino de pueblo’ y, finalmente, imitando a Borgoña, dos niveles superiores dentro del pueblo que serían los excelentes viñedos ‘Primer Pago’ y los súper viñedos ‘Gran Pago’.

Para esto serán necesarios estudios de suelo, microclima, enólogos, viticultores, experiencias de vinos elaborados de ese viñedo, etc. Y luego el mercado pondrá a cada uno en su sitio.

En Rioja conocemos bien cuáles son los mejores viñedos de la denominación de origen y los mejores municipios. En los bares de los pueblos se habla con o sin razón de cosas como que “el vino de San Vicente de la Sonsierra es muy bueno para elaborar vinos llenos de fruta, mientras que en Villalba de Rioja los vinos son más ácidos y son muy válidos para envejecer”. ¿Por qué entonces no ponemos todo esto sobre el papel?


Tiempos de cambio y reflexión


Se aproximan tiempos de cambio porque esto no va a quedarse únicamente en una salida de una bodega, sino que dicha salida nos debe hacer reflexionar para mejorar el modelo actual de Rioja, pero sin desechar el sistema de Joven, Crianza, Reserva y Gran Reserva que ya tenemos; ese sistema funciona y que lo use el que quiera.


Decimos con orgullo que Rioja es “la tierra de los mil y un vinos” pero si esa diversidad no puede ser recogida en las etiquetas, no parece que tenga mucho sentido. Y es altamente probable que lo que hoy sucede en Rioja tenga repeticiones en otras denominaciones de origen, como de hecho ya ha sucedido. Ya son varios los productores que prefieren salirse de las camisas de fuerza que a veces pueden ser las DOC para hacer los vinos como a ellos les parece. Algunos, porque tienen el prestigio para hacerlo, otros porque para hacerse conocer, optan por el camino de la diferenciación.


Deseo que Artadi no se marche de Rioja, yo seguiré disfrutando de sus elegantes vinos ponga Rioja o no en su etiqueta. Y si por desgracia se marchan, espero que al menos sirva para que algo cambie y nos adaptemos mejor a los nuevos tiempos, en los que es esencial apostar por la calidad y por la diferenciación.


No se preocupe, apreciado lector, porque en esa tierra bendecida se seguirán elaborando maravillosos vinos para que usted los disfrute. Solo recuerde lo que siempre le aconsejo: ‘no guarde una botella para una mejor ocasión, que nunca llega’,

Orígen información: El Tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario